La OMS dice que el peligro del coronavirus es "muy alto"

por Benjamin Mateus
2 marzo 2020

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha actualizado su evaluación del peligro que representa el coronavirus a "muy alto", sin llamar pandemia al brote. El Director General Tedros dijo en una conferencia de prensa reciente: "Por el momento, no estamos presenciando la propagación mundial incontenible de este virus, y no estamos presenciando muertes o enfermedades graves a gran escala". El coronavirus ahora se ha documentado en al menos 56 países.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el virus 2019-nCoV ha causado la muerte como resultado de la enfermedad, así como criterios sostenidos de propagación de persona a persona. La propagación mundial es el tercer criterio para determinar un contagio como pandemia. Según el Dr. Mike Ryan, director ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud, "si decimos que hay una pandemia de coronavirus, estamos esencialmente aceptando que todos los humanos del planeta estarán expuestos a ese virus".

Estas declaraciones reflejan la creencia de la OMS de que las medidas de contención aún pueden controlar la "epidemia". Sin embargo, a medida que el número de casos fuera de China continental continúa superando a China con nuevos países que se agregan a la creciente lista de países que han confirmado nuevos casos de Covid-19, parece que el tiempo es esencial. Aún así, algunos países como Vietnam, Nepal y Singapur, así como más recientemente China, han mostrado indicios tempranos de que la infección se ha ralentizado o se ha detenido en estos países.

Una declaración de pandemia emplearía planes de respuesta de grado de emergencia a nivel local y estatal. Estas medidas incluirían el cierre de escuelas, el uso de personal esencial solamente, el uso de telecomunicaciones para la realización de negocios, el cierre de eventos públicos —eventos deportivos, conferencias, manifestaciones políticas y convenciones— y el posible uso de medidas de cuarentena masivas para incluir el despliegue de fuerzas militares o policiales para hacer cumplir las regulaciones. Estas medidas han sido empleadas por muchas naciones que se están preparando esencialmente para brotes masivos en sus comunidades.

La última vez que la OMS declaró una pandemia fue en 2009 cuando la gripe H1N1, mejor conocida como gripe porcina, infectó a más de mil millones de personas en el mundo y mató a más de medio millón de personas. La OMS fue severamente criticada por su declaración de una pandemia y el manejo de la crisis. Fueron citados por la definición innecesariamente compleja de una pandemia, un posible conflicto de intereses con las industrias de vacunas, y respondieron con falta de resolución después de declarar la pandemia. Según el New York Times, "los países que necesitaban ayuda técnica no podían obtenerla en suficientes idiomas, y la burocracia de la OMS creó una cantidad inmanejable de documentos".

Durante una revisión de 2011 de la pandemia, señalaron en su borrador que "las capacidades centrales nacionales y locales requeridas en el Reglamento Sanitario Internacional (RSI) aún no están completamente operativas y ahora no están en camino a una implementación oportuna en todo el mundo". Esencialmente, la OMS carece de la capacidad de hacer aplicar sanciones. En otras palabras, no puede hacer que los países se adscriban a sus recomendaciones.

En su conclusión Resumen 3: El mundo está mal preparado para responder a una pandemia de influenza grave o cualquier emergencia de salud pública global, sostenida y amenazante. Más allá de la implementación de las capacidades básicas de salud pública requeridas en el RSI, la preparación global se puede avanzar a través de la investigación, el fortalecimiento de los sistemas de atención de la salud, el desarrollo económico en los países de bajos y medianos ingresos y un mejor estado de salud.

Actualmente hay 84.175 casos de Covid-19, y 2.876 muertes hasta el momento. Treinta y seis mil ochocientas ochenta y cuatro personas se han recuperado. Los tres países que presentan una aceleración grave en los casos, Irán, Italia y Corea del Sur, informaron el viernes de más de 3.500 infecciones, que se duplicaron en dos días. El viernes, Irán tuvo 388 casos (+143 del día anterior) con 34 muertes (+8); Italia 889 (+234) con 21 muertes (+4); Corea del Sur 2,337 (+571) con 16 muertes (+3). La gran cantidad de muertes en Irán es preocupante, ya que sugiere que la epidemia es mucho más expansiva de lo que se informó. Además, un caso confirmado en Nigeria tiene a la OMS preocupada de que el brote pueda establecerse en África, lo que podría tener consecuencias devastadoras. China solo ha tenido ocho nuevos casos y ninguna nueva muerte.

El índice industrial Dow Jones ha perdido más de 3.200 puntos en una semana, sufriendo su peor semana desde la crisis financiera de 2008. Goldman Sachs ha dicho a sus inversores que no espera que las empresas estadounidenses generen un crecimiento de las ganancias en 2020. Con la advertencia del CDC de que es solo cuestión de tiempo que el coronavirus encuentre impacto, Estados Unidos ha puesto a los mercados en un ataque epiléptico. Las cadenas de suministro son casi inexistentes, y la producción y el envío se han detenido.

Un denunciante de alto rango informó al Washington Post que los empleados federales de la salud enviados a la Base de la Fuerza Aérea de Travis para ayudar con los evacuados en cuarentena de Japón que interactuaron abiertamente con ellos sin la capacitación médica adecuada o equipo de protección.

Esto siguió a la noticia de que una mujer de California, actualmente en estado crítico en el Centro Médico UC Davis, había sido infectada sin ningún vínculo directo con alguien que viajaba desde los países afectados, lo que generó la sospecha de que la fuente de su infección podría provenir de alguien de la Fuerza Aérea de la Base Travis. No está claro si alguno de los miembros del personal del HHS estaba contaminado o si es la fuente de la infección en California. Una segunda persona en el condado de Santa Clara ha sido identificada sin ningún vínculo, lo que aumenta la sospecha de que la infección se está arraigando allí.

La Marina de los EEUU también confirmó el viernes que habían ordenado a los barcos de la Flota del Pacífico que habían viajado a los países afectados, aproximadamente de 30 a 40 buques, permanecer en el mar durante catorce días mientras vigilan a los miles de marineros en busca de posibles signos de infección. Un soldado militar estadounidense en Daegu, Corea del Sur, dio positivo por Covid-19.

Mientras tanto, nuevas infecciones están surgiendo en Europa con sus fronteras porosas, ya que Francia y Alemania informan nuevos casos sin enlaces de viaje que sugieren que la infección, dado su período de incubación de dos semanas, se ha establecido en estas regiones. México también ha confirmado su primer caso. No se trata de si, sino de cuándo, la OMS declarará una pandemia.

El autor también recomienda:

La pandemia del coronavirus: un desastre global
[12 de febrero de 2020]

World Health Organization warns of global risk from coronavirus outbreak
[12 de febrero de 2020]

¡Una respuesta de emergencia global y coordinada a la pandemia del coronavirus!
[29 de febrero de 2020]

(Publicado originalmente en inglés el 28 de febrero de 2020)