Niegan fianza a Assange tras bloqueo de extradición, apelará a Tribunal Supremo

por Thomas Scripps
8 enero 2021

Al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, se le negó la libertad bajo fianza y continúa detenido en prisión preventiva en la prisión de máxima seguridad de Belmarsh.

La jueza de distrito Vanessa Baraitser dictaminó la decisión el miércoles en el Tribunal de Magistrados de Westminster, después de fallar el lunes en contra de laextradición de Assange a Estados Unidos por motivos de salud mental. Assange permanecerá detenido hasta que se escuche la apelación de la fiscalía a esta decisión.

Tribunal de Magistrados de Westminster

El editor jefe de WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson, anunció después que el equipo legal de Assange llevaría el caso de la libertad bajo fianza al Tribunal Supremo.

La negativa de Baraitser a conceder la libertad bajo fianza confirma que su decisión de no extraditar fue motivada por consideraciones políticas y no por una preocupación genuina por la salud de Assange. Assange se mantendrá en condiciones que han tenido un grave impacto en su salud mental, durante una escalada masiva de la epidemia de COVID-19 en el Reino Unido.

En declaraciones al Sydney Morning Herald el martes, Nick Vamos, exjefe de delitos especiales y jefe de extradición del Crown Prosecution Service, indicó que el proceso de apelación probablemente tomaría de dos a tres meses.

En su decisión, Baraitser aceptó el argumento de la fiscalía de que la huida de Assange a la Embajada ecuatoriana en 2012, después de que un tribunal del Reino Unido le concediera la libertad bajo fianza en relación con una investigación fabricada sobre asalto sexual y una solicitud de extradición de Suecia, era una prueba de su voluntad de fugarse en el futuro. Esta es una posición absurda y vengativa.

Assange reclamó su derecho de asilo en la Embajada ecuatoriana para evitar su extradición a los EE. UU., en el contexto de un brutal asalto a WikiLeaks por parte de la Administración de Obama y una persecución global de su fundador. No solo cumplió una sentencia casi máxima por estas acciones en mayo-septiembre de 2019, sino que ahora se utilizan como motivo para denegarle la libertad bajo fianza precisamente en los procedimientos de extradición vengativos que intentó evitar en 2012, ¡que la propia Baraitser ha juzgado que son “opresivos”!

Además, como explicó el abogado de Assange, Edward Fitzgerald QC, en su presentación, las situaciones son dramáticamente diferentes. Assange ahora tiene un fallo judicial a su favor. Sin embargo, está preparado para someterse a estrictas condiciones de fianza que equivalen a un arresto de domiciliario efectivo con una etiqueta de GPS, condiciones que han permitido que los sospechosos de terrorismo reciban una fianza. Su experiencia de solicitar asilo en una Embajada demostró ser “desagradable”, en palabras de Fitzgerald, y lo llevó “a estar efectivamente confinado durante unos siete años” antes de que se le revocara el asilo. “Eso no es algo que probablemente nunca repetirá”.

Assange ahora también tiene una familia, una pareja y dos hijos en el Reino Unido. Además de ser una razón para que Assange no se fugue, argumentó Fitzgerald, su familia proporciona importantes motivos de derechos humanos para su liberación bajo fianza. Debido a las restricciones de COVID-19 en la prisión, Assange “no ha visto a su familia en persona desde marzo de 2020”. Nunca ha podido vivir con ellos, ya que pasó 15 meses en prisión preventiva a la espera de su audiencia de extradición.

La familia de Assange, señaló Fitzgerald, es muy relevante para la cuestión de su bienestar físico y mental. “La concesión de la fianza”, dijo, “permitiría el contacto físico real con su familia, que… aliviaría la angustia mental”.

En su fallo sobre la extradición, Baraitser reconoció el beneficio del apoyo de su familia a Assange, a quien describió como un “hombre deprimido y a veces desesperado, que realmente teme por su futuro”.

La fianza también “reduciría considerablemente” el riesgo de exposición de Assange al COVID-19. Fitzgerald señaló el “brote severo” del virus que sufrió la prisión de Belmarsh recientemente y dijo que hubo 59 casos positivos antes de Navidad. Añadió, “desde cualquier punto de vista, la situación [el estado de la epidemia del Reino Unido] es peor ahora y, desde cualquier punto de vista, estaría más seguro aislado con su familia que en Belmarsh”.

Baraitser desestimó estas preocupaciones y declaró que “esta prisión está gestionando la salud de los presos durante esta pandemia de una manera adecuada y responsable”. Decidió aceptar las garantías de la fiscalía, basándose en un correo electrónico de Belmarsh recibido la noche anterior, de que solo tres prisioneros en Belmarsh están infectados actualmente, a pesar de la seria confusión en ese punto debido a la redacción del correo electrónico. Fitzgerald comentó: “No tenemos claro si eso significa que tres personas dieron positivo en el último día”.

El abogado de Assange hizo un “punto más amplio” a favor de la concesión de la libertad bajo fianza: “Durante la larga audiencia, la solicitud [de extradición] siguió siendo la base de la detención y la base sobre la cual se le negó la fianza. Ahora, ha dictado un fallo meditado y ha ordenado la liberación de Julian Assange...”.

“La consecuencia natural y lógica… de esa sentencia sería que recupere su libertad, al menos condicionalmente. Realmente, cada canon de la ley inglesa a lo largo de los siglos es que una vez que se dicta que alguien tiene derecho a ser liberado ... esa sería una razón para que, al menos, obtenga la libertad condicional”.

Kristinn Hrafnsson, editor jefe de WikiLeaks

Hablando fuera de la corte, el editor de WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson, denunció la decisión de Baraitser: “Obviamente, es una gran decepción recibir esta decisión ahora de la jueza Baraitser de no liberar a Julian Assange bajo fianza. Creemos que es injusto e ilógico tomando en cuenta su decisión de hace dos días sobre la salud de Julian, que, por supuesto, se debe en gran parte a que está recluido en la prisión de Belmarsh.

“Enviarlo de regreso allí no tiene ningún sentido ... Es inhumano, es ilógico. Es muy probable que esta denegación de la fianza sea apelada ante el Tribunal Supremo en unas horas o unos días y esperamos que se anule, porque, francamente, como digo, no tiene ningún sentido desde ningún punto de vista”.

Rebecca Vincent de Reporteros sin Fronteras dijo que la organización “condena esta decisión tomada hoy que consideramos innecesariamente cruel. Este tribunal no puede deshacer los últimos diez años del infierno que Julian Assange ha tenido que soportar, pero pudo haber hecho el bien. Creemos plenamente que Julian fue atacado por sus contribuciones al periodismo. Ha sufrido durante los últimos diez años solo por publicar información de interés público. No debería tener que pasar ni un momento más privado injustamente de su libertad.

“Reiteramos nuestra preocupación por su salud mental y física mientras permanezca en la prisión de Belmarsh. Si le sucede algo en este período de custodia, es la responsabilidad legal y moral del Gobierno del Reino Unido”.

Stella Moris

La compañera de Assange, Stella Moris, describió el resultado como “una gran decepción. Julian no debería estar en la prisión de Belmarsh en primer lugar”.

El rechazo de Baraitser a la fianza es una advertencia de que la persecución de Assange está lejos de haber terminado. La jueza declaró en su decisión el miércoles: “En lo que concierne al señor Assange, aún no ha ganado el caso”.

La fiscalía describió su fallo contra la extradición como uno que “pende de un hilo”, hecho únicamente sobre la base de la salud mental de Assange y el riesgo de suicidio y aceptando los argumentos antidemocráticos de los abogados estadounidenses sobre todos los demás puntos legales.

Vamos señaló en su entrevista con el Sydney Morning Herald que la apelación sería una oportunidad para que el gobierno estadounidense asegure una revocación de la decisión de no extraditar al hacer promesas de que Assange sería bien tratado en Estados Unidos. “Por ejemplo, podría acordar no detenerlo en una prisión en particular o bajo ciertas condiciones o reforzar su atención médica o los controles contra un suicidio”.

Clair Dobbin, de Estados Unidos, indicó durante la audiencia del miércoles que estos planes ya estaban en marcha: “también se está considerando la posibilidad de ofrecer concesiones [sobre atención de salud mental] que cumplan con partes específicas de la sentencia”.

La policía metropolitana de Londres realiza arrestos

Varios manifestantes a favor de Assange fueron arrestados fuera del tribunal por cargos relacionados al COVID-19, incluyendo un hombre de 92 años. La policía llegó con unos 50 agentes y camionetas policiales, en lo que claramente fue un intento de intimidar futuras muestras de apoyo.

Imágenes transmitidas en vivo de RT muestran a la policía agrediendo a periodistas, empujándolos fuera del camino y obstruyendo y maltratando físicamente a los camarógrafos, incluso cuando se identificaron como periodistas. El reportero independiente Gordon Dimmack, que estuvo presente, tuiteó: “La policía les ha dicho a los medios independientes que tienen que irse o ser arrestados”.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 7 de enero de 2021)

 

El autor también recomienda:

Jueza británica rechaza extradición a EE.UU.: ¡liberen a Julian Assange de inmediato!
[6 enero 2021]

Decisión de extradición de Assange prevista para el 4 de enero: ¡Movilicen a la clase obrera para asegurar su libertad!
[4 enero 2021]

Los médicos responden a la decisión de extradición de Assange: "Debe ser puesto en libertad sin demora"
[7 enero 2020]

UN rapporteur Nils Melzer demands Assange’s immediate release after ten years’ arbitrary detention
[14 diciembre 2020]